bodegas de Galicia

La pisa de la uva es sinónimo de tradición y fiesta tanto para las bodegas de Galicia como para las de todo el mundo. Este ritual supone la celebración del fin del la cosecha y de la transformación de la uva en vino. A pesar de la automatización que ha sufrido el sector en las últimas décadas, el pisado de uva continúa siendo una parte fundamental en fiestas populares asociadas a la vendimia por toda España. Pero ¿conoces la historia de este ritual? Si la respuesta es no, ¡quédate con nosotros y descúbrela!

Historia de la pisa de uva

Este tradicional ritual existe desde que el ser humano produce vino. En civilizaciones antiguas como Egipto, Grecia o Roma existen representaciones iconográficas de la pisa de la uva en mosaicos, frescos o pinturas.

Hasta el siglo XIX fue el método más común para la transformación del fruto en vino. Y aunque ahora en casi todas las bodegas de Galicia y de España esta tarea está mecanizada, algunas la han rescatado para producir algunos de sus vinos y otorgarles valor añadido. Además continúa presente en pequeñas bodegas artesanales y familiares para elaborar vino que en la mayoría de las ocasiones es para consumo propio. En la actualidad, la pisa de la uva se ha convertido en un atractivo enoturístico en muchas bodegas.

Claves para la pisa de la uva

Aunque pueda parecer una tarea sencilla, pisar uva para producir vino tiene sus secretos, como cualquier otra tarea en este sector. Te contamos algunas de ellas.

El lagar

Se trata de la balsa o tina en la que se depositan las uvas para su pisado. Existen diferentes tipos de lagar y se han conservado representaciones desde la época egipcia. A lo largo de la historia, los lagares se han construido con los diferentes materiales disponibles, por esta razón es posible encontrar estos recipientes de cuero, granito o madera.

Los pies

Aunque en la actualidad lo más habitual es utilizar botas de goma para el pisado de la uva, el ritual tradicional se realizaba con los pies descalzos o, en algunos pueblos, con zapatillas de esparto. De esta forma se evitaba que las pepitas se rompieran durante el proceso.

Técnica

Como en cualquier proceso de la producción de vino, para el pisado también es necesario dominar la técnica. En este caso, la uva se comienza a pisar desde el centro del lagar hacia los extremos. De esta forma, se facilita la fermentación, ya que la presión que se ejerce sobre el fruto permite el contacto con las levaduras encargadas del proceso.

En bodegas a lo largo de Galicia y España es posible encontrar actividades enoturísticas que incluyen el pisado de la uva. ¿Te animarías a llevar a cabo este ritual tradicional?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.